“Antes de salir a trabajar mi compañero y yo desayunamos, nos espera una jornada por delante, nuestro trabajo a veces no resulta fácil pero formamos un gran equipo, sabemos caminar juntos, tenemos mucha paciencia el uno con el otro, él me necesita y yo lo necesito a él.

Ha requerido mucho entrenamiento el saber lo que ahora sé, he estado en sitios diferentes para formarme, para llegar a mi destino, al lugar en el que me encuentro, con la persona que me estaba esperando, a quien le doy mi absoluta fidelidad y entrega. Es la finalidad de mi vida y soy muy feli.

Me llamo Lucas y soy un perro guía.”

Muchos animales como delfines, caballos y perros son entrenados para ayudar a las personas, no sólo en el caso de una deficiencia física, si no que también ayudan a mejorar a quienes padecen otros tipos de trastornos, como la depresión o la ansiedad y se han mostrado eficaces en terapias con niños autistas, por poner algunos ejemplos.

Una mascota puede ser un gran compañero y si le damos una buena educación y cariño nuestra vida será más completa y feliz.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. En la barra inferior podrás ver que están desactivadas hasta que las aceptes. Por favor, acepta nuestra política de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar