“Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida”.
Confucio

Actualmente conseguir un puesto de trabajo es algo muy valioso para ello hay que ir cubriendo determinadas etapas que comienzan con una buena preparación para aquello en lo que deseamos trabajar, después buscaremos a través de los medios a nuestro alcance, nos daremos a conocer enviando currículums y el proceso se culmina presentándonos a pruebas de acceso de la cuales la más importante es la entrevista.

Sin la adecuada preparación la entrevista puede ser un punto difícil de superar, nuestra actitud al presentarnos deberá encontrar un equilibrio para no mostrarnos demasiado ansiosos o parecer absolutamente pasotas y a esto hay que añadir nuestras propias características personales. Si se es introvertido o tímido el miedo normal a este tipo de situaciones las empeora considerablemente.

Para dominar los nervios que afloran fácilmente en estos momentos es conveniente potenciar algunos puntos como:

Saber de qué se trata el trabajo al que nos vamos a presentar a fin de prepararnos lo máximo posible. Conocer el tema del que se va a hablar da seguridad.

También debemos intentar conseguir la máxima información acerca de la empresa que ofrece este trabajo, así como de las expectativas que tiene de la persona que va a ocupar el puesto.

Hacer visualizaciones: usando nuestra imaginación podemos vernos a nosotros mismos afrontando la entrevista con éxito. Debemos visualizarnos tranquilos en nuestra expresión y nuestros gestos, incluso podemos ver cómo iremos vestidos. Buscando un momento en el que nos hayamos sentido seguros y capaces, podemos trasladar esa sensación a nuestra mente.

Ensayar la entrevista ya sea con amigos, cámaras o grabadoras, donde podamos observar nuestro lenguaje corporal, nuestros puntos fuertes para potenciarlos y los débiles para corregirlos, nuestros gestos, la expresión de la cara, los movimientos de las manos, el tono, el ritmo y el volumen de la voz.

Por último es fundamental acudir a la entrevista con tiempo, descansados y con la ropa adecuada.

Estos consejos nos pueden ayudar a cubrir las etapas que nos permitirán superar con éxito las entrevistas a las que nos presentemos, acercándonos más al trabajo para el que nos hemos preparado.

“Siempre que te pregunten si puedes hacer un trabajo, contesta que sí y ponte enseguida a aprender cómo se hace”.
Franklin D. Roosevelt(1882-1945)

María de los Ángeles Muñoz Roldán
Psicóloga

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Email this to someoneShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter