LA SOLEDAD

 

“Una persona puede sentirse sola, aún cuando mucha gente la quiera”.

Ana Frank

La Fundación Once y la Fundación Axa han realizado un estudio sociológico en el que concluyen que más de cuatro millones de españoles sufren de soledad.

A lo largo de las diferentes etapas de la vida es normal sentirse solo, por ejemplo, en la adolescencia, también cuando hay cambios de colegio, de trabajo, de casa, de ciudad, cuando terminamos una relación, cuando perdemos a un ser querido…

Hay una soledad física, aquella en que la persona vive sola por imposición, por ejemplo, el caso de viudos o separados, donde los hijos, si los hay, ya se han marchado. También hay una soledad percibida, donde la persona se siente sola aunque viva en compañía y que puede ser por diferentes motivos entre otros por ser tímido, tener pocas relaciones sociales, etc. Sin embargo, hay personas que viven solas porque así lo han elegido y no tienen la sensación de soledad en absoluto.

La propia percepción es lo que suele determinar el grado de soledad vivido. Las personas que eligen vivir solas suelen disfrutar de sentimientos de libertad, de intimidad, de conocerse y descubrirse a ellos mismos, mientras que las personas que se sienten solas suelen sentirse tristes, poco queridas, incomprendidas y frecuentemente este sentimiento les puede conducir a un estado de depresión.

Existen unos factores protectores ante la soledad y en los que todos podemos trabajar:

  • Poseer una red de apoyo social, basada en familia, amigos, compañeros de trabajo, compañeros de aficiones…
  • Tener una buena autoestima y seguridad en uno mismo.
  • Saber gestionar bien las emociones para poder afrontar adecuadamente los malos momentos.
  • Tener actividades que nos gustes y nos llenen.

Como todo en la vida, la soledad tiene su parte positiva pues nos permite disfrutar de nosotros mismos, reflexionar para tomar decisiones, dejar que aflore nuestra creatividad a través de la escritura o de una afición, sin embargo, cuando este sentimiento comience a limitar nuestra vida y no consigamos superarlo, visitar a un psicólogo es la mejor opción para ayudarnos y para saber qué hay detrás de ese sentimiento.

“Cada contacto con un ser humano es tan raro,

tan precioso, que uno tiene que preservarlo”.

 Anais Nin

Mª Ángeles Muñoz Roldán

Psicóloga

En relación a esta temática el informativo del canal de noticias 13tv entrevistó a nuestra psicóloga MªÁngeles Muñoz Roldán, a continuación os dejamos el vídeo de la entrevista.