Vive tu presente

“La vida es aquello que te va sucediendo mientras tú te empeñas en hacer otros planes”.

John Lennon

Si tu vida pasa como un caballo desbocado y tienes la sensación de que se está escapando como agua entre las manos quizás te hayas planteado cambiar de alguna manera y realices o quieras realizar una búsqueda de ti mismo. Esa búsqueda te puede llevar por diferentes caminos y puede que encuentres aquello que te satisface y te llena verdaderamente y también puedes pensar que esto es incompatible al menos en gran medida con tu vida cotidiana.

¿Cómo hacer para compaginar esa búsqueda interior en nuestro día a día?

Existen varias técnicas para lograrlo, hoy nos centraremos en la denominada “Mindfulness”: Conciencia o atención plena a la experiencia presente. Estar centrados en el presente es importante y pueden servirnos de ayuda entre otros puntos los siguientes cinco:

  • Vive de manera consciente:  Ser consciente de ti mismo como la persona que siente y no que es sentida. Cuando. Vivir el presente nos proporciona una mente activa, estar en nosotros mismos y asumir nuestra vida, nos permitirá expandir nuestras experiencias y contactar con nuestra intuición y creatividad.
  • Céntrate en tu respiración:  Cuando te sientas muy acelerado, detente un minuto y sólo observa tu respiración. Podrás ir aumentando el tiempo poco a poco. En un mundo en el que nos falta el tiempo para todo, realizar esta práctica puede parecerte una eternidad, sobre todo al principio, pero realmente es poco el tiempo y mucho el beneficio.
  • Vive tu día como si fuese el primero:  Disfrutar de las pequeñas cosas cotidianas como el desayuno, la estampa que nos puede ofrecer nuestra ciudad, por ejemplo en otoño, cantar una canción que nos gusta mientras conducimos, tantos momentos pequeños y agradables que tenemos a lo largo del día y que olvidamos porque nos pesan mas las prisas y nuestras rutinas, tomar conciencia de ellos, vivir ese momento aunque sea pequeño nos ayudará a vivir un mejor presente.
  • No huyas de tus emociones:  A veces cuando nos sentimos con miedo, rabia o con cualquier emoción que no nos gusta intentamos huir, intentamos evitarlas. En el modelo de Terapia Breve Estratégica, sabemos que esto alimenta el problema que se vuelve más poderoso, por ello darles espacio y sentirlas es abrirles la puerta y dejarlas marchar.
  • Utiliza la escritura terapéutica:  Una magnífica aliada para desocupar nuestra mente: Escribir nuestros planes o metas, sacar nuestras preocupaciones y culpas, anotar nuestras tareas pendientes… y mucho más, nos ayudará a estar centrados en el Aquí y el Ahora, ocupándonos de cada cosa cuando llegue su momento.

Cambiar la percepción, la manera en que consideras y abordas tus acontecimientos cotidianos y vitales harán que tu vida sea más plena y evitará que pase de largo sin que te des cuenta.

 

Agota este pequeño momento. Morirá pronto. Tanto si fuera de oro como si no tuviera importancia,

 nunca más volverá con esta misma forma. 

Gwendolyn Brooks

 Mª Ángeles Muñoz

Psicóloga