“Una niña triste en el espejo me mira prudente y no quiere hablar,

hay un monstruo gris en la cocina que lo rompe todo, que no para de gritar”.
Rozalén

La violencia y el maltrato psicológico

Cada cinco o seis días las portadas de los informativos abren con algún caso de muerte por violencia de género. Gracias a esto, la violencia física, aunque está muy lejos de desaparecer, ha comenzado a no ser vista con buenos ojos por gran parte de la opinión pública. Sin embargo, existe un tipo de violencia de la que nadie habla y que es igual de peligrosa y tan común como la violencia física, se trata de LA VIOLENCIA PSICOLÓGICA.

Marie-France Hirigoyen es una psiquiatra francesa, especialista en psicoterapia familiar con una importante bibliografía sobre este tema y define la violencia psicológica como: “cuando una persona adopta una serie de actitudes y palabras destinadas a denigrar o negar la manera de ser de otra persona”.
Aunque la violencia psicológica puede producirse en cualquier relación, por ejemplo las laborales, en esta ocasión vamos a analizar la que se produce en el seno de la pareja.

¿Quienes son los autores del maltrato psicológico?

Aunque no hay cifras exactas los autores son, en su gran mayoría, hombres (por encima del 80%), que se comportan en muchos ambientes como personas normales, pueden incluso pasar en público por amables y humanitarios, pero en la intimidad revelan su verdadera personalidad que puede resultar entre otras: Obsesiva, paranoica, límite, antisocial, psicopática, narcisista o perversa.

¿Qué métodos utilizan los maltratadores psicológicos?

Como dice el doctor Jean-Charles Bouchoux, especialista en el tema, “todo comienza con la seducción” y, una vez hecha la conquista, como el objetivo es la dominación, los métodos utilizados suelen ir destinados a eliminar la autoestima, para lo cual ponen en marcha un sistema de denigración que pasa por los insultos, humillaciones e intimidación; críticas a su aspecto o a su criterio; ataques directos a su familia y a sus amigos para aislarla de ellos, pudiendo incluso conseguir que abandonen el trabajo, lo que aumenta la dependencia económica; la utilización de los hijos para amenazar, etc…

¿Por qué se acepta la violencia psicológica?

Para que alguien pueda considerar normal la violencia psicológica es necesaria una preparación previa que comienza con la violencia verbal (gritos, insultos, amenazas) y continúa con la serie de procedimientos antes mencionados, hasta lograr la completa dominación mediante la indefensión aprendida (Martin Seligman) o a través de un lavado de cerebro similar al Síndrome de Estocolmo que genera culpabilidad y exime de responsabilidad al causante.

¿Qué consecuencias tiene la violencia psicológica para sus víctimas?

Los cardenales y las cicatrices del maltrato psicológico no pueden verse a simple vista, pero quedan en el alma con graves consecuencias para la salud, minando las defensas, por ello, son frecuentes problemas relacionados con la ansiedad, depresión, pérdida del deseo y hasta tentativas de suicidio.

¿Cómo combatir el maltrato psicológico?

Como la violencia psicológica no deja marcas en el cuerpo es por ello difícil de demostrar, ni siquiera los propios profesionales de la psiquiatría y la psicología se han puesto de acuerdo aún a la hora de definirla y reconocerla, por ello apenas se producen denuncias de esta naturaleza y las mujeres que la sufren no encuentran amparo ni en los medios de comunicación ni en los juzgados. Su denuncia y detección precoz podrían evitar en muchos casos el avance hacia las agresiones físicas.

¿Cómo se puede ayudar a las víctimas de violencia psicológica?

En la terapia de pareja el maltratador nunca reconoce que tenga un problema, sino que intentará utilizar la propia terapia para reafirmar su dominación, aprovechando incluso lo que se hable en ella para usarlo contra su víctima, por ello no se recomienda e incluso podríamos decir que está contraindicada.

La solución es sin duda la terapia personal a la víctima ayudándola a recuperar la capacidad crítica perdida, enseñándole a detectar la violencia y a establecer límites, liberándola de la falsa culpabilidad y haciéndola más autosuficiente e independiente.

Lo que se hace en la actualidad:

La detección y prevención del maltrato psicológico aún está en mantillas, no sólo en España, sino en todo el mundo. En la mayor parte de los casos, sin indagar en el origen, se recetan ansiolíticos y antidepresivos que sólo sirven para tapar algunos de los síntomas.

Lo que se debería hacer:

Es mucho el camino por delante, por ello vamos a hacer un llamamiento:
A los medios de comunicación, para que aumenten la divulgación y la denuncia hasta conseguir que salga a la luz (una película o alguna denuncia de algún famoso podría ayudar).
A las autoridades; políticos y funcionarios públicos para entiendan que la violencia psicológica también  deja secuelas y mata, para que se cambien las leyes y los procedimientos a aplicar.
A los psiquiatras, psicólogos y psicoterapeutas en general para que sigan consensuando un protocolo de preguntas y respuestas y de actuación que la detecte y la identifique con claridad para su uso por los profesionales de la sanidad para que actúen de la misma forma que se hace ahora con los reconocimientos médicos.
A todas las personas que perciban que alguien sufre este comportamiento para que muestren su apoyo y ayuden a su denuncia.

Agradecimientos : A la doctora Marie-France Hirigoyen y al doctor Jean-Charles Bouchoux por su contribución a la divulgación del maltrato psicológico y la perversión narcisista y a la cantante María Rozalén por la canción con la que iniciamos este artículo que muestra que hay una salida para las mujeres maltratadas.

Ángeles Muñoz Roldán
Psicóloga

Artículos relacionados:Trastorno Narcisista de la Personalidad

Si te interesa saber más sobre relaciones de pareja te aconsejamos estos artículos:

Sé infiel y no mires con quién.

La magia de las palabras en la pareja,  

Amor matrimonio y sexo. 

Sólo celebras San Valentín el 14 de Febrero?.

Discusiones en la pareja.

Ser padres y seguir siendo pareja.

El orden y las parejas.

Los problemas en las parejas.

Celos patológicos.

Un toque de locura en la pareja.

 

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. En la barra inferior podrás ver que están desactivadas hasta que las aceptes. Por favor, acepta nuestra política de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar