Baja Autoestima

La autoestima es la valoración que vamos generando  de nosotros mismos a lo largo de nuestra vida. Se va formando a través de vivencias, positivas y negativas, aunque no es tan importante las cosas que nos suceden sino cómo nos afectan. La infancia y la adolescencia son etapas fundamentales en su desarrollo, pero no las únicas. Cuando en esta valoración se consideran más los aspectos negativos que los positivos aparece la Baja Autoestima.

Cuando tenemos baja la autoestima no sólo se ven dañadas nuestra emociones generando depresión, melancolía, tristeza, timidez, etc…; sino que puede afectarnos en nuestras relaciones personales, en nuestra salud, nuestro trabajo o en los estudios.

Las personas con Baja Autoestima pueden identificarse en alguna de las siguientes manifestaciones:

  • Se sienten fracasadas.
  • Piensan que no son dignas de aprecio.
  • No se sienten ni orgullosos ni satisfechos de sí mismos.
  • Se sienten inútiles para emprender nuevos retos.
  • Desconfían de sus capacidades.
  • Ocultan los que consideran sus defectos.
  • Buscan constantes opiniones de aprobación.
  • Dependen de otros para afrontar sus problemas.
  • Tienen tendencia a comparase.

¿Cuáles son los desencadenantes de la baja autoestima?

  • Hablar mal a un niño o adolescente, insultarle o hacerle críticas negativas por parte de familiares, amigos, profesores, cuidadores, etc…,  va  minando el concepto que tiene de sí mismo. Si decimos constantemente a un niño que es tonto, terminará por pensar que lo es.
  • Los abusos de cualquier tipo también la dañan.
  • No cumplir con las expectativas de los padres en los estudios, trabajo, etc….
  • Los fracasos  y experiencias negativas pueden alimentarla y predisponernos a nuevos fracasos.
  • El bullying o acoso laboral, etc…  

¿Cuáles son las consecuencias de la baja autoestima?

Aunque no es una norma, la baja autoestima,  puede ser responsable de algunos de los siguientes problemas:

  • Abusos en la infancia.
  • Problemas de relación.
  • Adicciones
  • Trastornos de alimentación.
  • Problemas de comunicación
  • Problemas sexuales.
  • Problemas de violencia.
  • Fobia social.
  • Depresión, etc…

¿Qué podemos hacer para mejorar la autoestima?

Teniendo en cuenta que ésta no siempre está generada por hechos reales, sino que es una percepción basada en creencias que pueden ser erróneas, las soluciones han de pasar por intentar cambiar esta percepción. A continuación te damos algunos consejos que pueden ayudar a mejorarla:

  • Cuida  mejor de ti mismo procurando dormir lo suficiente, comer sano, hacer ejercicio, etc.
  • Rodéate de gente que te aprecie, que te trate con respeto y que te apoye.
  • Evita a aquellas personas que se comportan habitualmente contigo de forma despótica o que te tratan mal.
  • Haz una larga lista con todas las cosas buenas que tienes y los logros que has conseguido en tu vida y repásala a menudo.
  • Cuida tu imagen, es el reflejo de tus sentimientos.
  • Ponte metas o proyectos que ayuden a tu superación como persona.

Si ya lo has intentado sin éxito o te cuesta iniciar estas mejoras en tu vida, es probable que necesites ayuda. En nuestro centro podrás encontrarla, a través de las mejores técnicas de Psicología y Coaching. Puedes contactar con nosotros en los teléfonos habituales.